miércoles, 20 de noviembre de 2013

Cantucci Toscanos: Preparando una dulce Navidad


Cantucci Toscanos


Si al final iba a tener razón: la semana se esta pasando rapidísimo y ¡ya casi estamos a viernes!...

¡Es más...ya casi estamos a Navidad!...

¡Qué exagerada eres Aixa!
- Si, esa es una de mis "cualidades"...pero ¿como que no?
- ¡Pues que no! que estamos en Noviembre aún...
- ¡Pero si El Corte Inglés ya ha puesto las cosas de Navidad!...

Pues eso, que el frió ya llegó, ya llegó la Navidad al Corte Inglés y para no ser menos, hoy y como anticipo de recetas para estas fiestas adoradas por unos y odiadas por otros, te propongo una receta típica italiana que puede aportar a tus desayunos, meriendas y postres navideños, un toque diferente. 

Se trata de los cantucci ¿Quieres saber más de ellos? 


Cantucci Toscanos


Los cantucci, también llamados cantuccini, tuvieron su origen en el siglo XVI y cuenta la leyenda que su nombre proviene de la palabra latina cantellus, es decir, pedazo o rebanada de pan, una especie de galleta, no dulce sino salada que consumían durante las campañas militares las legiones romanas.

Sin embargo, no sería hasta el siglo XIV cuando la introducción del cultivo de la caña de azúcar en África del Norte, favorecería en Toscana, la creación de la versión dulce de estas pastas secas (biscotti).

Existen dos variedades, una con almendras y otra sin (que es la que veremos hoy), siendo la primera la introducida más tarde ya bien entrado 1900 y con gran difusión, pues se trataba de un producto con grandes capacidades de conservación a largo plazo y fácil de transportar en grandes cantidades.

Una de las particularidades de estos dulces recide en su forma de cocción, ya que consta de dos etapas: la primera en la que se prepara la masa, se dispone en forma de pan y se hornea, para pasado un tiempo, retirarlo, cortarlo y volverlo a hornear, consiguiendo de esta manera una cocción y dorados óptimos.

Yo tuve la oportunidad de conocerlos durante mi estancia de seis meses en la Toscana. Resulta que estaba acabando la universidad y me estaba quedando con la espinita clavada de no haber podido irme de Erasmus, así que me dije:

-Yo quiero ir

Para colmo, había visto hacía poco tiempo la peli Bajo el sol de la Toscana y me enamoré de sus paisajes, de sus gentes, de sus costumbres, de Raoul...¿que no sabes quien es? Pues echa un ojo aqui...

En fin, que me decidí, me pedí una beca y allá que me fui, con la maleta cargada de deseos, ilusiones y....

...y champú, acondicionador y otras cosas de chicas (vamos, ¡¡¡como si  en Italia no existieran los supermercados o fuera aquello el desierto!!!)...

Tengo que decir que la imagen de la Toscana que nos muestran en las pelis, es demasiado romántica, pero aun así es innegable la belleza del lugar...


Cantucci Toscanos


Así que aterricé alli, sola, solita, sola y mientras me deslomaba arrancando malas hiervas, recogiendo uva madura y haciendo vino (¡ojo! ¡que era una ingeniera agrícola en prácticas, no iba de vacaciones!), tuve la oportunidad de conocer gente maravillosa que me enseñó muchísimas cosas, entre otras que los cantucci, se acompañaban siempre en Noche Buena con un buen vino dulce o Vin Santo...

Cantucci Toscanos


Mi amiga María, una señora anciana de 80 años que tenía la fuerza de Sansón, las manos cual lija del 9, los pies tipo hobbit de tanto trabajar en el campo y el corazón de caramelo Rossana (juro que esto es verdad) me dio la receta y yo, ni corta ni perezosa la probé:




     Ingredientes 
      
      120 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)
      300 gr. de azúcar blanco
      520 gr. de harina
      4 huevos medianos (a temperatura ambiente) 
      1 cucharadita de levadura (en polvo) y una pizca de sal
      


     Preparación

  • Batimos los 4 huevos, el azúcar y la pizca de sal en un bol grande hasta obtener una mezcla espumosa y blanquecina. Derretimos la mantequilla y cuando se haya templado la añadimos poquito a poco.
  • Mezclamos la harina con la levadura en polvo y las incorporamos a la mezcla, tamizando, obteniendo una masa suave, desmenuzable con la cual formaremos una bola uniforme y homogénea.
  • Dividimos la bola en 2 o 3 partes y formamos con ellas, largos panes (20-30 cms.), que dispondremos sobre la bandeja preparada con papel de horno.
  • Precalentamos el horno a 180º-190º y mientras pincelamos con huevo ligeramente batido (opcional) para dar más brillo a nuestros cantucci. Llevamos al horno durante 15-20 min.
  • Transcurrido este tiempo, los sacamos de horno, dejamos enfriar durante unos minutos y procedemos a cortarlos al bies, aproximadamente de 1,5-2 cm de ancho.
  • Los disponemos en la bandeja y horneamos nuevamente durante 10-15 min. a 180º. 




Tres cosas importantes:

  1. Esta versión de María no incluye aromas, pero estarían aun mas buenos si les pones corteza de naranja o limón ralladita, extracto de vainilla u otro aroma...¡imaginación al poder!
  2. No te olvides de dejarlos enfriar antes de hincarles el diente...no hagas como yo que me quemé la lengua :D
  3. ...y que para imprimirla debes hacer click aquí:




Te aseguro que es gloria divina mojar estos biscochitos en la dulzura del Vin Santo, que no es más que vino de misa, pero lo mismo puedes probarlos con café, capuccino o te...¡van bien con todo!

Lo malo es que no basta con comer uno, empiezas y no paras...o como suelen decir: ¡cuando haces pop, no hay stop!


Image and video hosting by TinyPic



¿Te ha gustado el post? 
Si la respuesta es si, me harías muy feliz regalándome tu Me gusta o compartiéndolo en las redes sociales con los iconitos que tienes aquí debajo 
¡Gracias!



2 comentarios:

  1. Tienen forma de biscotti que tengo que hacer semanalmente para mi mejor amiga hahahha, en los pendientes por hacer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! de echo son biscotti italianos. Apúntate la receta y verás que con esta triunfas con tu amiga!
      Un besooooo! <3

      Eliminar

Me hace inmensamente feliz que dejes tus comentarios...y los leo siempre todos e intento contestarlos a la mayor brevedad.

No obstante, me reservo el derecho de moderarlos, eliminando o no publicando, aquellos que persigan solo hacer publicidad propia o ajena o que contengan un lenguaje ofensivo y/o agresivo, hacia cualquiera de los participantes de la comunidad del blog.

Recuerda que tus comentarios serán bienvenidos siempre y cuando se mantenga un ambiente distendido y amigable.

Muchas gracias por tu comprensión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips